Argentina | Santa Fe | 03-04-2017

Lo presentó el Ejecutivo, con el acuerdo del Centro Comercial e Industrial de Rafaela y la Región. Implicará que algunos negocios separen la basura en origen. Si lo hacen, le cobrarán menos por el ingreso de sus residuos al Complejo Ambiental.

El Departamento Ejecutivo Municipal elevó al Concejo un proyecto de ordenanza a partir del cual un grupo de empresas podrán tener beneficios económicos a la hora de pagar por el ingreso de sus residuos al Complejo Ambiental, si es que realizan la separación de lo biodegradable.
Este texto es la consecuencia de un largo debate y análisis con las empresas, a través del Centro Comercial e Industrial. Y si bien se esperaba que el texto sea elevado el año pasado, se hace recién ahora, pero con la casi plena seguridad de que será aprobado por el consenso alcanzado.
En diálogo con “Algo dirán”, la directora del Instituto para el Desarrollo Sustentable, María Paz Caruso, comentó que “el objetivo de la ordenanza es el de promover la separación en origen y el destino final seguro de los residuos de quienes denominamos ‘generadores especiales’, es decir, aquellos que no son domiciliarios (comercio, industria), pero que su basura tiene características parecidas a la de una casa, porque los que son residuos reciclables o peligrosos ya tienen otras normas y estos que son ‘asimilables urbanos’ -tal cual es la denominación- tienen que tener un tratamiento similar al que tenemos todos los días en nuestras casas: poder separarlos y enviarlos al Complejo Ambiental”.
¿Qué negocios serán alcanzados por esta norma? En esta primera etapa, son supermercados, hipermercados, frigoríficos o aquellos que generan basura por un volumen superior a 0,75 metros cúbicos diarios (unas 10 bolsas de residuos). Pero en Rafaela hay más de 500 comercios que pueden ser alcanzados por la normativa, en una segunda etapa.
“La ordenanza tiene un incentivo para aquellos que dejan sus residuos separados. Tiene un 70% de diferencia de lo que se paga por tonelada de basura. Recordemos que todos los privados que llevan basura al Relleno Sanitario deben pagar un canon de ingreso. Es decir, habrá un costo por tonelada separada y otro mucho mayor si es que los llevan mezclados”, indicó la funcionaria. La idea es no llegar a una multa. Pero en caso de que no se cumpla, la empresa podrá ser sancionada con entre 10 y 80 Unidades de Multa (cada UM son 10 litros de nafta súper de YPF), que será destinado a un Fondo de Protección y Restauración Ambiental o al cumplimiento de la ordenanza Nº 4404.
“Fue una ordenanza que llevó bastante tiempo. Si bien se podría haber trabajado bajo la órbita de la ordenanza Nº 4404 -Gestión Integral de Residuos, que también regula lo domiciliario- decidimos crear esta normativa específica porque tiene la diferencia de haberse llevado adelante en un proceso participativo. Demandó mucho más tiempo de trabajo, pero con la creación del Instituto, junto con las instituciones que componen el Consejo Administrador, lo comenzamos a trabajar, particularmente con el CCIRR”, comentó Caruso.
Vale destacar que, una vez aprobada la ordenanza, se deberá esperar un plazo de 90 días hábiles (4 meses y medio, aproximadamente) para ponerse efectivamente en marcha. En el mientras tanto, los alcanzados por las normativas deberán adecuarse a las mismas. “Hay muchos comercios que quieren empezar a separar sus residuos y nosotros desde el Instituto vamos y le explicamos cómo tienen que hacer. Tenemos un canasto con el volumen -0,75 m3- para saber si son alcanzados o no por la norma”, completó la Directora del IDS.

NUEVA BALANZA
Enmarcado en esta ordenanza, en el Relleno Sanitario se está instalando una nueva balanza, con una inversión del Estado local de más de $ 300.000.

FUENTE:
La Opinión de Rafaela ( Argentina )