Un grupo de cartoneros y de recuperadores informales se volvió a manifestar ayer frente al municipio para expresar su desacuerdo con los recientes cambios introducidos en el sistema de recolección de residuos, mediante los cuales se impulsó la separación en origen y la puesta en marcha de un nuevo servicio telefónico para hacer más eficiente el retiro de basura voluminosa. Tras realizar una movilización que partió desde la esquina de avenida Luro y San Juan, los manifestantes se concentraron en las puertas del Palacio Municipal, donde permanecieron durante varias horas obstruyendo el tránsito vehicular al cruzar sobre la calle algunos carros de tracción a sangre y camionetas.
Además encendieron neumáticos en la intersección de Luro e Yrigoyen, generando una enorme columna de humo negro que se esparció por toda la zona céntrica.
Básicamente, los manifestantes expresaron su desacuerdo con el nuevo esquema de recolección implementado por la comuna, objetando el sistema de separación en orígen así como la creación de un servicio telefónico para que los vecinos den aviso al municipio cada vez que deban retirar residuos voluminosos como colchones, muebles o electrodomésticos.
Para los manifestantes, entre los que también hubo algunos representantes de depósitos y de organizaciones sociales, todas estas mejoras generarían perjuicios en su actividad.
Por eso solicitaron abiertamente la eliminación del servicio 0800-222-7383 por considerar que esto los privará de la posibilidad de acceder a cierto tipo de basura que ellos mismos podrían aprovechar para su comercialización.
En medio de la protesta los manifestantes fueron recibidos por el subsecretario de Gobierno, Martín Aiello; el secretario de Desarrollo Social, Fernando Gauna y el director de Gestión de Residuos, Gabriel Pampín, quienes escucharon sus reclamos. Según le explicó Aiello a LA CAPITAL, la comuna «no está dispuesta a dar marcha atrás» con ninguna de las mejoras implementadas hasta el momento, no obstante lo cual, les ofreció a los cartoneros la posibilidad de establecer contactos con diferentes dependencias municipales para brindarles ayuda. «Tenemos a su disposición al área de Desarrollo Social y de Producción para que así puedan organizarse y realizar su tarea en mejores condiciones», señaló el funcionario, explicando que la reunión realizada ayer fue la tercera que el gobierno ya realizó con los cartoneros para proponerles ese esquema de trabajo.
«Lo que no podemos hacer es dar marcha atrás con todo el esfuerzo colectivo que se está realizando para mejorar el sistema de recolección y de disposición final por el que los vecinos pagan una Tasa de Servicios Urbanos. Tampoco podemos alentar un sistema informal que traerá como consecuencias la generación de microbasurales y de depósitos clandestinos», subrayó.
Aiello destacó que, independientemente de eso, la comuna «no objeta» la posibilidad de que los cartoneros trabajen organizadamente y mantengan acuerdos con vecinos y comerciantes que habitualmente generan gran cantidad de residuos y decidan por sí mismos, entregárselos a ellos.

FUENTE:
La Capital de Mar del Plata (Argentina) 20-06-12