Mediante la presentación de un proyecto de ordenanza destinado a establecer pautas generales para la gestión integral de los residuos sólidos urbanos, el presidente del Concejo Deliberante, Marcelo Artime, planteó el objetivo de reducir progresivamente el ingreso de material reciclable al nuevo predio de disposición final, hasta lograr que su reutilización sea total en el año 2020.
Haciendo referencia a experiencias similares realizadas en otros lugares del país y el mundo, Artime aseguró que ésta «es una meta perfectamente cumplible».
El concejal explicó ayer a LA CAPITAL que esta medida forma parte de una iniciativa a través de la cual se pretende que por primera vez en la historia exista en Mar del Plata una ordenanza que regule tanto la la generación, como el transporte y la disposición final de los residuos.
Según dijo, este tipo de normas ya existen en otras localidades argentinas como Rosario, Córdoba o Capital Federal. «En General Pueyrredon no contamos aún con una herramienta de estas características porque era imposible planear esta posibilidad hasta este momento, en el que ya estamos por contar con un nuevo predio», comentó el concejal.
De hecho, una de las principales disposiciones propuestas parte de la posibilidad de determinar de manera cierta cuál será la cantidad anual de residuos que ingresen al nuevo predio, para a partir de allí, fijar pautas que permitan mejorar la gestión de la basura reduciendo la generación y fomentando el reciclaje.
Gracias a que el nuevo relleno comenzaría a operar a fines de este año «cuando concluya 2012 se sabrá cuántas toneladas ingresarán» lo que posibilitará contar con datos precisos para fijar una base que permita alcanzar metas de manera progresiva, señaló Artime. «La propuesta consiste en reducir en un 10%» el volumen de residuos reciclables (como latas, plásticos, vidrios, entre otros) en un plazo de 2 años respecto de los datos base 2012″, precisó Artime.
La idea consiste en ir logrando paulatinamente el cumplimiento de nuevos objetivos, reducido en un 25% el ingreso de materiales reutilizables en los 2 años subsiguientes y en un 30% en los otros 3.
El objetivo definitivo es el de establecer en 2020 una prohibición total para el ingreso al predio de residuos que puedan ser reciclados. Artime explicó que si bien esta es una de las medidas más relevantes del proyecto, el texto contiene diversos capítulos que fijan nuevos criterios para el manejo de la basura, estableciendo por primera vez, una regulación integral.
El presidente del Concejo destacó que actualmente esta temática está legislada por una ley nacional y una ley provincial de gestión de residuos, sin que exista una ordenanza de esta magnitud a nivel local. «Creo que a partir de la construcción y habilitación del nuevo predio Mar del Plata ya está en condiciones de tener una ordenanza de este tipo», destacó.

Tarifa para generadores
Otro de los aspectos de la propuesta consiste en establecer pautas para reducir la generación de residuos en origen, impulsando en este aspecto la adopción de distintas medidas. Una de ellas consiste en la posibilidad de aplicar el concepto de «generadores especiales» incluyendo dentro de esa categoría a todos los que produzcan residuos domiciliarios que por su cantidad o características, requieran de un servicio público más costoso. «Se plantea que en estos casos -los más típicos serían el comercio y la industria- los contribuyentes abonen una tarifa diferencial a la del resto de los vecinos», explicó Artime. En relación a la generación, el proyecto también plantea la necesidad de avanzar con la implementación de programas especiales de separación de residuos en origen mediante campañas de educación y difusión.
Además, en ese aspecto, se pone en acento en la necesidad de que la actual empresa recolectora cumpla con la ejecución de pruebas pilotos de recolección diferenciada en distintos puntos de la ciudad y que esta cuestión sea incluida de manera más amplia cuando se venza el actual contrato y el municipio elabore un nuevo pliego de bases y condiciones para la prestación del servicio. Por otra parte Artime destacó el efecto que tendrá en la manera en la que se gestionan los residuos domiciliarios en la ciudad, a partir de la implementación de esta norma, fundamentalmente en relación a las metas destinadas a reducir el ingreso de material reciclable al nuevo predio. «Esto necesariamente va a fomentar la separación en orígen, el transporte diferenciado, la mejora de la actual planta de reciclado y la aparición de nuevos establecimientos dedicados al reciclaje», aseguró.

FUENTE:
La Capital de Mar del Plata (Argentina) 03-08-11