El intendente Néstor Di Pierro señaló que durante su último viaje a Buenos Aires gestionó el aporte de fondos para darle continuidad a “dos mamotretos que tenemos en la ciudad desde hace muchos años”.
Con esas palabras se refirió al Estadio del Centenario y a la Planta de Clasificación de Residuos Sólidos Urbanos, cuyas obras se encuentran paralizadas ante el incremento en los costos en relación con el presupuesto original.
En ese sentido, confirmó: “tenemos la redeterminación de precios aprobada de los certificados de obra para el estadio, por casi 34 millones de pesos y de la planta separadora de residuos por 14 millones de pesos”.
Di Pierro aclaró que resta que dichos recursos lleguen a las cuentas municipales para retomar los trabajos, lo cual depende de la situación económica mundial y de las medidas que tomó la Nación para hacer frente a ella.
“Nuestra querida Presidenta está trabajado para que la crisis impacte lo menos posible en el país y está paralizado el envío de fondos por obras”, justificó el intendente.
De la misma manera garantizó que “apenas se acomode el panorama económico mundial, están aprobadas técnicamente las redeterminaciones para que sea depositada esa plata”.
Además de la preocupación que expresó en relación al Estadio y a la Planta, el titular del Ejecutivo municipal se acordó de la otra obra parada “que va a quedar como el coliseo romano si no terminamos rápido y va a ser un paseo para los turista en vez de una Ciudad Judicial”, ironizó.

FUENTE:
El Patagónico (Argentina) 21-06-12